​Como continuación al primer post en el que comencé a presentaros a los verdaderos protagonistas del #RetoPichón2020, hoy os voy a seguir hablando de estos héroes a los que estoy ayudando este año:

CHRISTIAN. Tiene 36 años, es de Ceuta. Es un chico sordociego de nacimiento. Vive muy feliz en la residencia, pero siempre lleva consigo un calendario para saber cuándo se va a casa. Me cuentan que todos los días le pone un puntito y cuando consigue completarlo todo, se va a casa a pasar unos días. Todas las noches, después de lavarse los dientes, pregunta por su madre y por el barco que le lleva con sus padres y su hermana . Le gustan los animales, comer chocolate y los bocadillos. También  le encanta la piscina, tomar el sol y estar con Piky (el perro del centro). Solo tocando la cabeza de su cuidador o cuidadora sabe quién es. Le encanta ir al Burger King a tomarse una hamburguesa y durante la feria a la calle del infierno. Normalmente le dan cinco monedas y sabe que cada vez que se monta en una atracción tiene una moneda menos. Ah, y es muy terco, cuando dice no es que no.

SAMUEL. Tiene 34 años, es de Huelva y nació sordociego. Tiene tres hermanos y  le encanta todo lo que tenga que ver con el agua, es el primero en entrar en la piscina y el último en salir. Vive en la residencia, aunque sus padres vienen a recogerlo con frecuencia y él también va de vez en cuando a Huelva. Utiliza una comunicación muy básica, cuando quiere andar, tira y te hace andar. Tiene muy claro lo que quiere, es muy feliz en el centro y está muy integrado.

MARIAM. Tiene 26 años, es de Ceuta, sufre el síndrome de Usher. Nació sorda y poco a poco está perdiendo visión. Me aseguran que ella es consciente, lo nota, pero tiene un implante en un oído que le permite escuchar levemente. Utiliza el lenguaje de signos. Vive en el centro, aunque va a casa a menudo. Le encanta ir en el autobús y en el barco. Es muy, muy trabajadora. Le gusta dibujar y hacer deporte. Ha participado en la Carrera Nocturna de Sevilla. Es feliz, aunque echa mucho de menos a su familia. Le encanta tomar un refresco fuera y participa en las actividades de judo.

CARMEN. Tiene 32 años, es de Extremadura. Escucha un poco ya que tiene un audífono en uno de los oídos, y en el otro un implante. Tiene un poco de visión. Vive en el centro pero va a su casa fines de semanas alternos. Le gusta salir a tomar algo a la calle, los talleres de manualidades y pasear en bici. Es muy simpática y cariñosa, y es feliz en el centro… ¡está todo el día riéndose!

MANU. Tiene 36 años, es de Galicia donde viven sus padres y un hermano. Es sordociego de nacimiento, aunque tiene restos visuales. Sus mediadores me explican que tiene gafas pero no se las quiere poner porque las monturas nuevas no le gustan. Le encantan los dulces, el columpio, vestirse de negro entero y estar solo. Eso, sí, se muere por las comidas con tomate. Tiene un peluche que se lo ha dado su madre y lo quiere con locura. Vive en el Centro todo el año y visita a su familia en verano y en Navidad, aunque con frecuencia hace video llamadas con sus padres. Es muy simpático y pillo. Están todo el día detrás de él corriendo porque se va a la cocina o a desordenar su armario. Su sonrisa demuestra que es feliz en el centro.  

CLARA. Tiene 29 años, es de Madrid. No puede escuchar pero sí tiene restos de visión. Tiene unos ojos muy expresivos, es muy cariñosa y le encanta que la cojan en brazos. Se comunica muy bien mediante gestos. El camino al comedor lo conoce perfectamente porque le encanta comer. Sus padres suelen ir frecuentemente a verla y le gusta mucho irse a comer con ellos. Le encanta chapotear en la piscina, que le hagan cosquillas en la cabeza y mancharse con las pinturas. Me comentan que diariamente demuestra que es feliz en el centro porque está sonriendo siempre.

JOSÉ LUIS. Tiene 57 años y es de Ávila. Es sordociego, ni ve ni oye. Vive en la residencia desde que se abrió y siempre está allí. Es capaz de pronunciar algunas palabras como café o Coca Cola. Le encanta cocinar, es un manitas y le gusta salir a comer a los bares, sobre todo carne, su plato preferido. Todos los días se fuma su cigarrillo y se toma su cerveza 00. Hace cerámica, pero no le gusta el deporte, aunque cuando lo tiene que hacer, lo hace. Es feliz y le gusta mucho el contacto y estar rodeado de personas.

ANTONIO. Tiene 38 años, es de Extremadura. Sus padres suelen recogerlo con frecuencia. No escucha y solo ve un poco. Le encanta el sol, tumbarse y relajarse. Participa en todas las actividades que se hacen, le cuesta arrancar, pero al final siempre lo hace. Disfruta mucho y es muy autónomo. Le encanta la sala de los sentidos, los masajes, salir a la calle, la Fanta de Naranja, salir a comprar y estar en el parque. Cuando sale, le encanta ir en la furgoneta, le relaja mucho. Es todo felicidad, lo miras y siempre está sonriendo, está feliz, lo es plenamente.

Pronto volveré para contaros más sobre Apascide y el Centro Santa Ángela de la Cruz, hasta entonces…

 

Ayúdame a ayudarles.

Colabora con el #RetoPichón 2020 haciendo tu donación al IBAN de la Asociación APASCIDE: ES48 2100 8701 0323 0003 8535
(La Caixa) con el concepto #RetoPichon.

El #RetoPichón 2020 va a consistir en ayudar a las personas sordociegas
del Centro Santa Ángela de la Cruz que la ONG Apascide tiene en Salteras (Sevilla).

¡Necesito tu ayuda!

Haz tu donación directamente a la cuenta corriente de APASCIDE


Enviar a ONG. CÓDIGO ONG: 00596

O por Transferencia: ES48 2100 8701 0323 0003 8535 (La Caixa). Concepto: #RetoPichon