Mallorca: el ecuador de nuestro #RetoPichon

Después del parón desde mi último triatlón el 6 de agosto en Tarragona, tocaba el desplazamiento más complicado, y es que la distancia dificultaba el transporte de todo el material, y la bicicleta.

Hasta llegar a Mallorca, las semanas de entrenamiento han sido muy duras, ya que, ahora toca afrontar seis pruebas durante siete semanas consecutivas. Pero la dificultad no me frena, estoy con más ilusión que nunca ya que el auge y la repercusión que estamos teniendo con el #RetoPichon es cada vez más importante.

Pero de cara a esta prueba no todo ha marchado sobre ruedas. Una semana antes de partir hacia Mallorca, en un entrenamiento de bicicleta volví a notar molestias en el abductor de la pierna derecha. Una lesión que vengo arrastrando desde Madrid y que ha hecho que aumente mi preocupación al no tener descanso en los triatlones que me quedan.

ecuador-santander-triathlon-series-mallorca-bicicleta-santander-triathlon-series-mallorca-1628371-41015-1748_mini

 

¡Y llegó la hora de viajar a Mallorca, el ecuador del #RetoPichon!

El viernes partí hacia Mallorca, el ecuador, con muchísima ilusión, pero con una enorme preocupación por la lesión, que me hacía dudar de si iba a poder finalizar la prueba. Como aliciente en esta prueba, me acompañaba mi amigo Jaime Sabater Perales. Su ayuda en todo momento, su apoyo y su entusiasmo han sido fundamentales para conseguir superar esta prueba.

ecuador-santander-triathlon-series-mallorca-salidas-generales-y-trofeos-santander-triathlon-series-mallorca-1628371-41022-436_mini

Este era mi segunda participación en el triatlón de Mallorca. El viaje fue sobre ruedas, la temperatura muy buena, el material llegó sin ningún tipo de problemas, lo que me permitió afrontar la prueba con mucha más calma.

El sábado, fui a reconocer el circuito y a realizar 25 o 30 kilómetros de bici, sobre todo para ver qué sensaciones tenía con la pierna.

¡Y llegó el domingo! Tocó amanecer temprano para dejar todo el material, estaba muy ilusionado, el marco era inmejorable, hacía una temperatura perfecta, Mallorca puede ser de los triatlones más bonitos de todo el circuito, la ciudad estaba volcada ¡había un ambientazo! ¡muchísima gente apoyando el reto!

La natación fue espectacular, en la bicicleta empecé muy bien y con mucha fuerza y faltando 4 kilómetros empecé a sentir fuertes dolores en la pierna, teniendo que bajar mucho el ritmo. La carrera a pie fue muy sufrida, se me pasó por la cabeza en dos o tres ocasiones parar, pero como ya he comentado en anteriores post, en mi cabeza solo cabe conseguir tanto el reto deportivo, como el económico para la Fundación Luis Olivares y al mayor número de niños y niñas que sufren cáncer.

ecuador-santander-triathlon-series-mallorca-recta-de-meta-santander-triathlon-series-mallorca-1628371-41024-20_mini

Todo ello unido a que le he prometido a mi madre que lo voy a conseguir también por ella. Llegué a la meta exhausto, pero lo más importante, con una gran alegría, emoción y satisfacción, porque habíamos conseguido el quinto triatlón de nuestro #RetoPichon.

Muchísimas gracias a toda la gente que lo hace posible, por su apoyo constante. Ahora a pensar en el próximo, que como aliciente corremos en casa, en nuestra ciudad, Sevilla. En la que espero contar con el apoyo de muchos amigos y amigas.

 

El #RetoPichón 2020 va a consistir en ayudar a las personas sordociegas
del Centro Santa Ángela de la Cruz que la ONG Apascide tiene en Salteras (Sevilla).

¡Necesito tu ayuda!

Haz tu donación directamente a la cuenta corriente de APASCIDE

ES48 2100 8701 0323 0003 8535

(La Caixa)

Concepto: #RetoPichon