Hace tiempo que el dinero dejó ser un tema tabú. Más en las ONG. Hoy quiero compartir contigo mi visión sobre la financiación de las entidades sin ánimo de lucro. Uno de los principales problemas de estas organizaciones.

Hace ya algunos años las dos fuentes principales de financiación de las ONG eran la Administración Pública y las Cajas de Ahorros. La primera está a lo suyo – espero que vuelva – y las segundas desaparecieron. Durante la crisis del año 2007 las ONG sufrieron mucho por su fuerte dependencia de estas dos fuentes de ingresos antes mencionadas. Esto provocó que muchas desaparecieran, otras se volviesen “invisibles”, otras no se enteraran de que el sector estaba cambiando y fueron muriendo lentamente, y un grupo importante se “pusieron las pilas” sobre la marcha, y empezaron a diversificar sus fuentes de ingresos y a cambiar su modelo de financiación.

La importancia de diversificar las fuentes de financiación

Yo considero que lo primero que hay que hacer para coger las “riendas” de la organización y de los proyectos es tener claro cuáles son todas las fuentes de financiación con la que cuenta una ONG y, lo segundo, diversificar. Para que, si se nos cae cualquiera de ellas, podamos ajustar nuestros presupuestos y ser capaces de ser sostenibles con el resto de fuentes.

Fuentes de financiación

Cuantos planes y buenas ideas se quedan en el cajón. Hay que hacer más.

Para ello hay que conocer la capacidad de nuestra entidad para desarrollarlas. Analizando todas y cada una de las fuentes de financiación existentes podemos saber cuáles se adaptan mejor a nuestra entidad, y para ello tenemos que tener en cuenta cuál es nuestra causa, en qué sector nos movemos, cuál es el contexto, etc.

Hay que hacerlo con estrategia, coherencia y trabajo para conseguir resultados. ¡Cuántos planes y buenas ideas se quedan en el cajón. Hay que hacer más!

¿Cuál es el futuro?

Para mí el futuro viene por los INDIVIDUOS (donaciones ó micro donaciones, cuotas y herencias, legados, filantropía); EMPRESAS Y FUNDACIONES (donaciones dinerarias y en especie, cuotas, servicios pro bono, mecenazgo o financiación, proyectos concretos, patrocinio, promociones y acciones de marketing con causa); y RECURSOS PROPIOS (prestación de servicios, actividades promocionales, merchandising e ingresos financieros).

Y a esto hay que añadirle las fuentes que provienen de los ORGANISMOS PÚBLICOS (conciertos, Contratos de Servicios, Convenios, Subvenciones, etc.).

La cultura de la subvención nos hace esclavos de los políticos, un retrato de la España clientelar.

Y en este sentido, ¿hay que pedir subvenciones? Pues claro que sí. Pero no pueden nuestras organizaciones depender exclusivamente de ellas, o simplemente pensar que nos van a pagar nuestros gastos generales. La cultura de la subvención nos hace esclavos de los políticos, un retrato de la España clientelar.

Me parece mucho más importante reclamar nuestro sitio como sector en la sociedad. Tenemos que conseguir entre todos, que una parte importante de los recursos públicos lleguen, no a nosotros, sino a los beneficiarios. Tengo siempre la sensación de como si nos estuvieran haciendo un favor por otorgarnos recursos.

La clave del futuro también viene por que le demos importancia a la COLABORACIÓN, a generar una importante red de contactos entre todas las organizaciones y personas que trabajamos en este sector para aprovechar recursos, sinergias.

Hay que estar muy profesionalizados, tener una planificación muy trabajada

¡Ah!, y muy importante también ¡para salir a pedir recursos hay que estar arreglados primero dentro de la organización! Hay que estar muy profesionalizados, tener una planificación muy trabajada de lo que queremos hacer en los próximos años y de donde van a salir esos fondos. ¡Tenemos que ser atractivos para los donantes!

Sin inversión no hay retorno

Todo esto no es posible sin inversión. Sin inversión no hay retorno. Tanto en personas como en recursos. Y en cuanto a las personas tener a las mejores. Y si no, formar muy bien a las que ya tenemos. Y tener un plan de captación de fondos prestablecido.

Si le preguntaras a 1.000 ONGs ¿Cuál es su principal problema? Estoy convencido de que un alto porcentaje me dirían la falta de recursos. Y yo les preguntaría ¿Tienes un departamento de captación de fondos con, como mínimo, una persona que se dedique durante 8 horas todos los días a buscar recursos? Estoy convencido que muy pocas lo tienen. Por lo tanto, no debe ser tan importante. Hay que invertir en ello para conseguir retorno. Tenemos que ganar dinero. Hablar de beneficios. Sin miedos. Cuantos más recursos obtengamos más le destinaremos a nuestros fines.

Y por último, hay que dedicarle mucho tiempo a dar las gracias a todos los donantes. Rendirles cuentas de lo que hemos hecho con lo que nos dieron. Es vital para seguir contando con ellos. Y si no siguen siendo donantes el año siguiente, tenemos que quedar como verdaderos profesionales.

¿Cuáles crees que serán las fuentes de financiación prioritarias en los próximos años? ¿Crees que el sector está trabajando bien en captación de fondos? me gustaría que compartieras conmigo tu punto de vista en mis redes sociales (Twitter y LinkedIn). ¡Te espero!

 

El #RetoPichón 2021 va a ayudar a la ONG Debra Piel de Mariposa
para que pueda tener el apoyo sanitario, psicológico y social que necesita.
Nuestro objetivo: 21.500€.

Haz tu donación directamente a la cuenta corriente de DEBRA


Enviar a ONG. CÓDIGO ONG: 01814

O por Transferencia: IBAN ES60 2100 1746 1802 0006 0048 (La Caixa). Concepto: #RetoPichon